La Importancia de los Programas Prerrequisitos y las Buenas Prácticas de Manufactura en el Control de Plagas

Para lograr el éxito en la ejecución del Programa de Manejo Integrado de plagas, haciendo énfasis en la Industria de Alimentos, por ejemplo, es necesario que nuestros clientes cumplan con la implementación de programas prerrequisitos que brindan las condiciones básicas ambientales y de operación necesarias para apoyar el plan de inocuidad alimentaria. Hay peligros que pueden controlarse con las BPM.

Las BUENAS PRÁCTICAS DE MANUFACTURA son los principios básicos y prácticos generales de higiene en la manipulación, preparación, elaboración, envasado, almacenamiento, transporte y distribución de alimentos para consumo humano, con el objeto de garantizar que los productos en cada una de las operaciones mencionadas cumplan con las condiciones sanitarias adecuadas, de modo que se disminuyan los riesgos inherentes a la producción.

Las Buenas Prácticas de Manufactura a través de la Resolución 2674 de 2013, exige a las empresas de la industria alimentaria, contar con un plan de saneamiento básico.

El Plan de Saneamiento es un manual escrito que contiene cuatro programas prerrequisitos que deben ser desarrollados en cada uno de los establecimientos comerciales. Los cuatro programas son:

  • Limpieza y desinfección.
  • Desechos Sólidos.
  • Control de Plagas.
  • Abastecimiento o suministro de agua potable.

Limpieza y desinfección.

Los procedimientos de limpieza y desinfección deben satisfacer las necesidades particulares del proceso y del producto de que se trate. Cada establecimiento debe tener por escrito todos los procedimientos, incluyendo los agentes y sustancias utilizadas, así como las concentraciones o formas de uso, tiempos de contacto y los equipos e implementos requeridos para efectuar las operaciones y periodicidad de limpieza y desinfección.

Desechos Sólidos.

Debe contarse con la infraestructura, elementos, áreas, recursos y procedimientos que garanticen una eficiente labor de recolección, conducción, manejo, almacenamiento interno, clasificación, transporte y disposición final de los desechos sólidos, lo cual tendrá que hacerse observando las normas de higiene y salud ocupacional establecidas con el propósito de evitar la contaminación de los alimentos, áreas, dependencias y equipos, y el deterioro del medio ambiente.

Control de Plagas.

Las plagas deben ser objeto de un programa de control específico, el cual debe involucrar el concepto de control integral, apelando a la aplicación armónica de las diferentes medidas de control conocidas, con especial énfasis en las radicales y de orden preventivo.

Abastecimiento o Suministro de Agua Potable.

Todos los establecimientos de que trata la presente resolución deben tener documentado el proceso de abastecimiento de agua que incluye claramente: fuente de captación o suministro, tratamientos realizados, manejo, diseño y capacidad del tanque de almacenamiento, distribución; mantenimiento, limpieza y desinfección de redes y tanque de almacenamiento; controles realizados para garantizar el cumplimiento de los requisitos fisicoquímicos y microbiológicos establecidos en la normatividad vigente, así como los registros que soporten el cumplimiento de los mismos.